Salo Dominguez /USA



Salo Dominguez (Estados Unidos)

Humberto Salomón Dominguez Vásquez, más conocido por Salo Dominguez, es un artista nacido en 1963 en Cuenca, Ecuador. Desde su niñez vive en su país adoptado, los EE.UU. Actualmente reside en Glendale, Nueva York, aunque considera el condado de Brooklyn su hogar espiritual. A su 57 años de edad, Salo Dominguez sigue ejerciendo su vocación principal, la abogacía. Dominguez terminó sus estudios universitarios en Long Island University y cursó su doctorado en leyes en Brooklyn Law School.

En su interés por el dibujo y la pintura, Dominguez realizó varios talleres y clases, inclusive en Pratt Institute, Cooper Union y The Students Art League. En su trayectoria como pintor, realizó obras en óleo, mayormente en lienzo, vidrio y madera. (¡Realizó una pintura en un trampolín!)

Sus obras fueron incluidas en exhibiciones en Long Island University y en La Asociación de Abogados de la Ciudad de Nueva York. Comenzando desde el 2012, y mayormente por falta de espacio, y porque es también un loco por su afición y dedicación al futbol, Dominguez se dedicó a crear arte virtual. A la misma vez, este medio le permitió añadir a sus obras ciertos ensayos, poemas y otros escritos, algo que le ayuda a Dominguez a poner contexto y más pasión a sus imágenes.

Para Salo Dominguez, sus obras de hoy representan un retorno a la pintura. ¡Pinta, pero con menos inconvenientes! Su proceso es simple y complejo a la misma vez. Sigue siempre inspirado por los grandes: Goya, Picasso, Velásquez, Rembrandt, El Greco, Van Gogh entre muchos otros. La clara presencia e impacto de Edward Hopper y Rene Magritte en sus trabajos es innegable. En lo reciente, no pudiera ser mayor su admiración al gran pintor ingles Lucían Freud, nieto del psicólogo con el apellido famoso.

El artista cuenta con más de 100 aplicaciones para realizar su trabajo. Siempre esta buscando experimentar con nuevos recursos. En muchas ocasiones, la obra final (a veces después de hasta más de 60 versiones) tiene poco parecido al borrador mental que inicia su jornada virtual. Esto es parte de lo que le apasiona en este medio. Sus obras tienden a exhibir temas de amor, de algo perdido, de pasión, de soledad, y de escenas surreales y misteriosas. Le encanta incluir la figura humana en su trabajo. Describe su obra con tres palabras: Visceral, Romántica y Pictórica. Muchos de sus trabajos actuales son colaboraciones, es decir manipulaciones que realiza a fotos de otros. El medio virtual hace posible la colaboración de personas a través del mundo entero. Dominguez piensa seguir caminando, encontrando retos y inspiraciones.

El artista dice:

"Definitivamente me inspiran las formas y los ángulos. Otras veces, puede ser algo totalmente casual. Puedo mirar una imagen y pensar en algo, contar una historia y tratar de encontrar una manera de combinar el producto terminado con ella. Por lo general, ayuda agregar una figura humana y luego hablar poéticamente sobre un amor perdido o un tiempo pasado. Encuentro que es un motivo común en mi trabajo escrito y, por extensión, en mi imaginería."