Rafael Robles /Argentina



Toda imagen tiene origen en el mundo que nos rodea -es decir, en el exterior de nuestro ser-, pero es el sentimiento -un hecho de nuestra interioridad- el principio que dota de organización a aquellas imágenes.

En la obra de Rafael Robles es notable la riqueza de grados intermedios que transcurren desde los divertimentos fundamentalmente geométricos, hasta infinitas variaciones lúdicas. Sus trabajos transitan, así, sin contradicción, entre esas dos opciones: una producto de la razón, del análisis profundo de la composición, de la estructura y del equilibrio; la otra, fruto de la emoción que provoca en él algún hecho determinado -ya sea la visión cotidiana o la evocación de algo que guarda en lo más recóndito de su memoria- y que funciona como disparador para plasmarse, luego, en la obra plástica, objeto estético.

Robles pone su talento al servicio de la producción de aquello para lo cual no se pueden dictar reglas definidas ni pautas o cánones fijos de lo supuestamente bello. Lo reemplaza por lo sensible y a través de su naturaleza crea sus propias normas conjugando lo sígnico y lo simbólico, y esto no es una mera actitud para lo que pueda ser aprehendido mediante una norma.

El trabajo de Robles oscila, pues, entre la frescura del gesto y el estudio meticuloso, y aunque estos puedan considerarse separadamente, se manifiesta en su obra una síntesis en la que, sin embargo y finalmente, la razón siempre termina poniéndose al servicio de la emoción.

Julián Agosta




Rafael Robles (argentino, 64) se inició como dibujante de historietas en la revista BANG! Estudió técnica publicitaria e ilustró avisos para Acme Agency y para Escuela Agencia.

En 1985 ingresó al Taller Sur dirigido por el maestro Alberto Delmonte, en donde profundizó estudios teóricos y práctica de dibujo, pintura, fundamentos visuales, estética e historia del arte.

Estudió grabado con la maestra Mabel Rubli, y en el Museo Nacional del Grabado con la profesora Melanie Mahler. Estudió dibujo con el maestro Hermenegildo Sábat y Carlos Saúl Rojas. Realizó numerosas exposiciones individuales y colectivas. Un proyecto de su autoría fue seleccionado para el otorgamiento de un subsidio en el marco del Programa Metropolitano de Fomento de las Artes, del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Poseen obras suyas el Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano de la Plata (MACLA); Museo Municipal de Bellas Dr. Urbano Poggi", Rafaela, Santa Fe; Museo de Artes de Santa Rosa, La Pampa; Museo de Artes Plásticas Emilio Caraffa, Córdoba; Museo de Bellas Artes Fernán Félix de Amador, Luján; y numerosos coleccionistas privados del país y del extranjero.

Ha obtenido premios y distinciones y su obra ha sido comentada elogiosamente por reconocidos críticos de arte. Conduce talleres de enseñanza de dibujo y pintura, análisis de obra, investigaciones artísticas y su complementación con otras disciplinas.