Paula Rivero /Argentina


Pampa Coffee Art: Inspiración & Estilo

Paula Rivero, es la creadora del estilo Pampa Coffee Art, único por sus características, nació luego de muchos años de trabajo e investigación, como producto de una suerte de hechos y aleaciones alquímicas, cuyo actor principal es el café y secretas pócimas, generadoras de una atmósfera lumínica que se obtiene por extracción de la materia.

El resultado es luz salida de la oscura palidez de la necesidad de vibrar alto, luz increíblemente mansa y difusa, energía que nada en las acuosas arenas.

Se podría decir que las obras de Paula contienen un poder taumatúrgico para realizar cambios sutiles en aquellos que conectan con esta forma de arte contemplativo.

Pampa Coffee Art es hechizo, encantamiento, es café devenido en arena errante, viento y luz, es el contacto con los livianos ángeles empolvados que levitan en la tierra del silencio.

Pulsión creadora

Cada obra es el resultado de un proceso metódico y creativo, en el que Paula transforma la inspiración en expresión tangible. El café es el punto de partida de un ritual que consta de una atmósfera tan sagrada como cotidiana y de una presencia serena que abre paso a la creación.

"Antes de comenzar a pintar, necesito silencio, entro en un estado de inmersión y el mundo a mi alrededor se disipa. Me transformo en un canal que conecta al mundo espiritual con el material."

Paula afirma que luego de la primera instancia, el desarrollo asume un carácter más técnico que consiste en acomodar las luces y las sombras, y en equilibrar aquello que no esté en el lugar adecuado. "Disfruto mucho de la segunda etapa, porque puedo plasmar en la obra conocimientos y técnicas aprendidas en mis años de formación y estudio", asegura.

El final del proceso no es más que un comienzo que se renueva en la subjetividad de la experiencia de quien se encuentra frente a una de sus obras. Ese momento único y singular, igualmente contiene la intención de la artista:

"Por supuesto que cada persona percibe y siente las cosas de un modo muy particular, pero lo que sí me interesa muchísimo, es que alguien que pase frente a mi obra sienta algo.Sé que algo lo va a llevar a mirarla de nuevo, algo lo va a llevar a querer fundirse en esa obra".

Es así como el encuentro con la obra de Paula es experiencia es de goce y también de compañía. Cualquier espacio estará dotado de una vibración especial y de la energía única que emana de sus imágenes. 

Juan Bautista Massa  /Licenciado en Comunicación Social



Biografía

Paula Rivero

Hechicera pampeana

Representante del arte plástico argentino en el mundo, Paula Rivero invita a través de sus obras a un viaje repleto de misterio, potencia y ensoñación.

Nació el 7 de octubre de 1962 en Trenel, pueblo del norte de La Pampa, en el que inmersa en siestas eternas, paisajes de la llanura y el amor de su familia, encontró inspiración temprana.

Su vocación por el arte se manifestó cuando aún contaba sus años con los dedos de las manos frente a "El Rapto de las hijas de Leucipo", obra plástica creada por Rubens en 1616. En una especie de epifanía, aquel encuentro reveló en Paula la convicción que la acompañaría durante toda su vida.

A los seis años ganó su primer premio en la municipalidad del pueblo y desde allí siguió su camino artístico, signado por el éxito personal y un profundo deseo de transformación colectiva.

Sus obras son fruto del talento y la magia que emana de sus manos, pero también del aprendizaje y la voluntad.

Estudió Profesorado y Licenciatura en Artes Plásticas en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata y, al poco tiempo de carrera, comenzó a participar en distintas exposiciones y salones de arte.

Continuó sus estudios en San Pablo, Brasil junto a su guía y maestra, María del Carmen Pérez Sola, en aquel momento directora del Museo de Arte Moderno (MAM). Durante esa experiencia, realizó un posgrado en Artes Gráficas, y consolidó su estilo propio.

Luego del paso por Brasil, su obra fue llevada por Galería Los Luises a Arte BA. En su primera participación toda la producción fue rápidamente adquirida, situación que se repitió en todas las oportunidades que Paula formó parte de la prestigiosa feria.

El recorrido continuó en Andalucía, España, lugar en el que obtuvo una gran llegada al público y la posibilidad de ampliar su influencia por distintos lugares de Europa y el mundo entero.

Sus obras han participado de muestras y exposiciones renombradas en varios países de América Latina y Europa, y forman parte de colecciones privadas en Rusia, Estados Unidos, Italia, España, Francia, Brasil, Suecia y Argentina.

Con más de 40 años en el mundo del arte y una encomiable trayectoria, la artista despierta a través de sus obras, el contacto entre mundos interiores y mares serenos, con las energías ancestrales, que encuentran su camino a través de la mirada del otro.

Actualmente, Paula continúa con su trabajo desde Santa Rosa, La Pampa, lugar que comparte con su compañero de vida Sergio, sus hijas Mailén y Violeta, su hijo Nazareno y Amelia, su nieta.