Muyiwa Akinwolere /Nigeria


El artista Muyiwa Akinwolere nació en 1976 en la zona de Lawerson del Estado de Lagos (Nigeria). Su viaje artístico comenzó en su año escolar primario en la antigua ciudad de Osogbo. Le fascinaron las obras de Sussane Wenger y de varios artistas de la escuela de arte de Osogbo. Continuó sus estudios de arte visual en la Universidad Obafemi Awolowo y se especializó en pintura. La primera práctica de Muyiwa se centró en la mitología yoruba y el funcionamiento de lo sobrenatural.

Recientemente, Muyiwa se ha preocupado por la migración, la desigualdad social y la política de control de recursos. En su obra incorpora una combinación de tintes y materiales reciclados  de medios mixtos. En 2016, realizó una residencia artística de seis meses en Ventures, Africa, donde experimentó con tintas y metales para crear un conjunto de obras sobre el terror nacional en Nigeria y su efecto migratorio inmediato.

Muyiwa ha exhibido tanto a nivel local como internacional, y actualmente tiene su sede en Badagry trabajando desde su estudio en Fringe.



Mi obra

Usando las historias como una opción terapéutica, mi arte será una vacuna alternativa que ayude a los individuos a probar sus propios prejuicios y vulnerabilidad a abrazar las teorías de conspiración como una forma de interpretar las realidades o, mejor dicho, las realidades sombrías.

En el lenguaje nigeriano, lanzar las palabras "Na Lie" en un diálogo es sobre todo una fuerte reacción destinada a desacreditar lo que el otro u otros están diciendo. Para ello hay que armarse de información y una narrativa lógica para aclarar las cosas. Este primer paso puede ser más fácil y menos difícil que el siguiente de involucrar a alguien con una visión del mundo ya prejuiciada. Para ello hay que llevar a la persona a través de una serie de interrogatorios que pueden revelar suposiciones erróneas. Este proceso es siempre contemplativo y caracterizado con negaciones conmovedoras pero, si tiene éxito, lleva a la liberación de la naturaleza humana al deseo o a la propaganda ejemplar. Este método de cuestionamiento espontáneo y un suministro de material para reflexionar es lo que  será el fruto de mi residencia. Una vacuna, que espero que no sea eliminada con otro episodio de teorías conspirativas.

Muyiwa Akinwolere