Lucia Calabrino /Argentina


Mi obra tiene, desde su inicio, como eje conductor la trasparencia, a través de las veladuras y lo traslúcido. En mi recorrido artístico todas las técnicas derivan en imágenes que dan cuenta de estas características. En estos momentos trabajo en dos proyectos, Mirada de Mujer y Huellas de la Naturaleza.

Mirada de Mujer es un proyecto que nació hace 10 años. Todos estos años he presentado en él lo transparente como símbolo de la invisibilización de la mujer; pero he de decir que el trasfondo es hacer visible lo que se trata de invisibilizar, que ha sido mi propia historia, como mujer e hija en el seno familiar del que provengo.

Comencé a trabajar la figura de la mujer porque me interesa investigar la dualidad que encierra el ser femenino: suavidad/fortaleza, ternura/vigor, sugerencia/presencia. La connotación de la visión sobre la mujer a lo largo de la historia ha sido de cierta fragilidad, pero esconde la contundencia de la forma, PRESENCIA.

Me gusta que la obra inicie con una imagen etérea, que cobra contundencia con la mirada del observador que la recorre. Sabemos que la mirada construye al otro y nos construye.

Este proyecto inició con la utilización de pintura asfáltica. Me resultó interesante tomarlo como símbolo de lo "masculino", convertido en material plástico sensible con sutiles transparencias, que se transforman en el cuerpo femenino. Se entablan así diálogos de transparencia y densidad, sensualidad y tosquedad de la pintura asfáltica. El procedimiento de estas primeras obras fue manchar con pintura asfáltica; luego fui despintando y descubriendo la figura, diluyendo el material y generando juego de veladuras, zonas de luz y oscuridad, cubriéndola y mostrándola al mismo tiempo.

El proyecto continuó con obras realizadas sobre soportes transparentes (vidrio y acrílico),en representación de la presencia/ausencia de la mujer. Hoy lo abordo desde la técnica de cianotipo (fotografía experimental), que me da la oportunidad de recrear la transparencia desde otra perspectiva.

Mirada de Mujer es la aparente in - visibilidad de la mujer, que permite descubrir su energía y su fuerza. Estas obras de cianotipo están intervenidas con bordado sobre papel, que lo potencia. La técnica exige un trato dulce y sutil del material, un diálogo íntimo de cuidado.

Veo mi recorrido y me parece lógico haber comenzado Mirada de Mujer con pintura asfáltica, para hoy ir al bordado; de lo gestual y frenético a lo mesurado y calmo.

Huellas de la Naturaleza. El cianotipo es una técnica de fotografía experimental; conecta el espacio que existe entre la fotografía y la pintura, y amplía el concepto básico de la sensibilidad a la luz.

El proceso se basa en la utilización de químicos fotosensibles, las sales de hierro, que aportan a la imagen una coloración azulada. Llego a esta instancia luego de mi trayectoria como artista plástica, donde trabajé el color a través de las flores, en la serie de acrílicos; y dedicarme a sus texturas a través de la serie de tintas.

El cianotipo permite tomar registro de infinidad de elementos naturales. Ofrece la posibilidad de utilizar múltiples soportes papeles, papeles de algodón, tela, liencillo, cerámica, madera, papel mache donde cada uno tiene su propia reacción, predisposición y ductilidad frente a los estímulos de los químicos y los rayos UV. Esta característica versátil es propia de la técnica, permite experimentar y realizar impresiones en diferentes momentos del día con diferentes tipos de luz, dando resultados increíbles. Las imágenes devienen en huellas de flores, pétalos, hojas, raíces, sobre el papel, su alma.

Realicé mucha investigación y experimentación, el error que se convierte en acierto, todo en complicidad con el sol, los químicos y los elementos naturales con resultados irrepetibles. Con la incorporación de otras técnicas como el bordado sobre papel y sobre tela, y el vidrio, siento que se potencia su sutileza y transparencia. El bordado es, además, un viaje a los tiempos de bordados de mi mamá y mi abuela. Hay algo mágico en las puntadas que dibujan líneas y matices. Esos detalles que se atrapan con el corazón y la emoción, atraviesan el cuerpo y salen por las manos.

Lucia Calabrino


Mirada de mujer - Cianotipos


Huellas de la naturaleza


Mirada de mujer asfáltica


Biografía

Lucia Calabrino nació en la ciudad de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, en 1963.

Cursó sus estudios de arte en la Escuela Superior de Artes Visuales Martín A. Malharro de esa ciudad. En el año 1988 se mudó a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en la que reside actualmente. Allí cursó en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora la carrera de Licenciada en Publicidad. Asistió a los talleres de las artistas visuales Ileana Vegezzi y Mirta Narosky. En 2019 cursó el Taller de Posgrado Dibujo en Escena Universidad Nacional de Arte.

Asistió a diferentes Seminarios que dan cuenta de su investigación y su recorrido: Soldadura con Héctor Villanueva, Seminario de resinas y moldería, con Claudia Aranovich. Curso de Serigrafía y Sublimación con Alfredo de Rosa, Centro Cultural Rojas. Taller fotografía experimental Cianotipo. Taller fotografía experimental Goma Bicromatada. Seminario de Biomateriales.

Realiza Muestras colectivas desde 1982 en Argentina y el extranjero, algunas de las últimas participaciones han sido: Lunática en Paseo de las Artes, Mujeres de las Artes en Museo Zubart, Proyecto Sentir, Uruguay, Porqué No me Ves, Mia Art Collection y Arteinformado, España, Cyanotype Experimentalphotofestival, España

Su última muestra individual se realizó en Casa Cortarzar, General Rodriguez.

Ilustró los libros del poeta estadounidense David Koenig.

Se desempeñó en la actividad docente en diferentes niveles durante 30 años. Organizó eventos culturales con instituciones educativas y artistas.

Es Cofundadora de TEKNE Educación, donde se dictan seminarios sobre técnicas de arte experimental.