Horacio Elena /España


La trayectoria pictórica de Horacio Elena está hecha de fragmentos temporales y dotada de la constancia del eterno retorno al lenguaje de la pintura. Es una carrera hecha de períodos que se abren y se cierran, que emergen de la ilustración y vuelven. En este mundo de crear personajes e ilustrar fantasías ha mantenido una pulcritud constante y el rigor noble que requiere todo oficio.

En el taller de Sitges conviven las tareas diarias del ilustrador con las necesidades de retornar a la pintura, sin solución de continuidad entre una y otra forma de expresión intelectual. Pero la constancia, emerge en forma de fragmentos, la indignación por las injusticias de la historia y los silencios ante el horror, piden expresarse con crítica contundente. Primero será el espanto ante la ignominia de la dictadura militar argentina y posteriormente, la rebelión que provoca la gran mentira de la guerra de Irak y sus dolorosas consecuencias. Se podría decir con exactitud que la necesidad de gritar modifica las pautas de trabajo y del cambio de método surge una nueva estética que impregna la obra pictórica. No se trata de obras de combate. No es arte de crítica social en sus formas. Expresa una necesidad de protesta surgida de la angustia intelectual. Mas que activismo hay conciencia de las emociones. En este punto, en la pintura, Horacio Elena ha dejado atrás la profesión de ilustrador. Dicho de mejor manera, ha delimitado perfectamente la línea que separa su trabajo como acreditado profesional de la ilustración del ejercicio que practica en el arte pictórico y en este tránsito, vuelve la materia a imponerse.

Hablar del taller en el cual el artista desarrolla su creatividad, no es obsesión del cronista. Como en tantos otros artistas, en el caso de Horacio Elena, el espacio físico donde trabaja y donde expresa la preocupación intelectual es fundamental para entender pequeñas partículas de los múltiples por qué de su obra.
En diversas secuencias de fragmentos, hemos pasado del equilibrio de los detalles y la pulcritud técnica a la expresión pura de las sensaciones. Hay en la última etapa de lo que se muestra en la exposición -precisamente la serie "Fragmentos"- una liberación total. Los formatos se engrandecen y los trabajos surgen mas de la emoción que de la planificación ordenada. La obra comienza con la agradable voluntad de dejarse llevar por la intuición y la duda de saber como acabará, se disipa con la convicción absoluta de la necesidad de expresar las emociones.
Y al final se continúa cerrando un círculo, gracias a las constancias de los fragmentos. Han pasado los años y el artista vuelve sobre si mismo para recuperar, ahora con formas nuevas, algunos de sus temas de origen, algún tema de delicadísima sensualidad que nunca le ha abandonado y que se expresa mediante el protagonismo del cuerpo de la mujer.

Horacio Elena ha recorrido una larga trayectoria personal, profesional y artística para expresar desde la libertad creativa un universo de sensaciones que lo acompañan desde pequeño y que ha trasladado de un continente a otro.
El tiempo crea relatos y forja mitos a partir de lo que en un origen fue pura intuición y necesidad. Y desde la distancia, las explicaciones se hacen mas y mas comprensibles y, en apariencia, la compleja realidad del mundo se nos transforma en diáfana convicción, mediante el arte. Desaparecen las aristas y las contradicciones para instalarnos en un mar de sensibilidad coherente, aunque sea en apariencia.

Antoni Sella i Montserrat , de "Fragmentos Constantes"



Palabras del Artista

Llegué a la pintura desde la Arquitectura, durante ese período de estudio académico (años 60) y más tarde la ilustración, consolidé mi carrera artística. Bajo la influencia de Kazuya Sakai comencé mis primeras manchas sobre papel y la de Alberto Greco mis primeras obras informalistas mostradas en Argentina con el Grupo Informalista SI.

Mi estancia en Brasil durante un par de años me conecta con una realidad social que me impacta y me conduce a la figuración. A partir de allí lo social y el testimonio estuvieron presentes en mis obras de varias épocas.
A mi vuelta a la Argentina pruebo otros materiales y técnicas donde los colores puros toman protagonismo.Las temáticas en mi obra estuvieron determinadas por mis preocupaciones vitales de cada momento y el uso de diferentes técnicas y materiales por una curiosidad y espíritu de búsqueda, innatos en mí.
España me conduce por caminos varios y la pintura refleja esos vaivenes. Llevo muchos años ilustrando libros para niños. Trato de destacar valores, buenos principios, lo divertido...... que tenemos las personas. Hubo una etapa en que convivieron ambas actividades y en mis cuadros, para el público adulto, salían las otras, las oscuras, las dolorosas que la determinaron.
Los graves sucesos que acontecieron en mi ausencia durante la dictadura militar, consciente o inconscientemente quedaron reflejados en mis obras.
Aunque tan alejado geográficamente, cuando tomaba los pinceles salían formas y figuras que representan secuestros, desapariciones, robos de bebes, tortura y muerte. Los pájaros, telas, formas humanas y papeles se funden y transforman entre sí, queriendo proponer al espectador un juego sobre donde comienza o acaba cada cosa. Estos mismos temas los expresé en acuarelas. Tal vez esas figuras inscriptas en formas a veces geométricas, que están y no están, proyectando sombras sobre sí mismas en espacios irreales, tengan algo que ver con este estar y no estar de ésta tan frágil vida.
Tras un periodo corto pero intenso en que la Invasión de Irak tomó mi imaginario pictórico, y el óleo me sirvió para reflejar el drama y la rabia que nos invadió en aquellos díashubo un vuelco total en mi pintura. Tamaños mayores, acrílicos y telas con texturas muy gruesas. La figura humana, la femenina especialmente representada en Fragmentos. Trabajo con casi todos los materiales (óleo, acrílico, pastel, acuarela, gouache, collage...) y hace algún tiempo lo digital. También la madera y el hierro en esculturas.
Si bien mis trabajos son sumamente elaborados y pensados en bocetos antes de llevarlos a la tela o el papel, las ideas surgen de momentos casi oníricos, mas propiamente del inconsciente.
Expresar mis sentimientos, tanto cuando ilustro, pinto o realizo una escultura, siempre ha sido una forma de opinar, de sentir, de vivir. Mi formación pictórica está basada fundamentalmente en en las experiencias vividas. Soy autodidacta y haber conocido a Jorge Amado y Caribé en Bahía, Brasil o a Nicolas Guillen en La Habana, Cuba, llegar a Perú desde Brasil navegando por el Amazonas, enraizaron en mí imágenes que luego he plasmado en las telas. Los azules no son el Cobalto, Ultramar o Prusia. Son los mares que he vivido: el Mediterráneo, el Pacífico, el Atlantico, el Caribe, colores que han quedado grabados en mi retina y en mis recuerdos.

Dice Dima (mi vecino, ruso y artista de 12 años) "si sabes pintar, puedes contar lo que quieras".

Horacio Elena


Biografía

Horacio Elena nace en La Plata, Argentina en el año 1940. Cursa estudios de Arquitectura y Cinematografía en La Plata, (Plástica con Alfredo Kleinerth y Visión con Héctor Cartier). Grabado en madera en la Escuela de Bellas Artes de Bahía, Brasil.
Fue miembro fundador del Grupo Si (1960) con el que realizó exposiciones en La PLata, Buenos Aires y Perú.

Viaja a principios de los 60 por Brasil y Perú durante dos años, exponiendo en Bahia y Manaus. Recorrió España diseñando y montando decorados y vestuarios para una compañía de teatro infantil.

En 1966 ilustra sus primeros libros infantiles (Aire Libre de María Elena Walsh y Mi amigo Gregorio) y a partir de allí siguieron mas de 250 libros publicados a lo largo de todos esos años, de poesía, cuentos, libros de texto y enciclopedias para niños de 2 a 14 años. Ha trabajado para más de 30 editoriales europeas.

En 1969 viaja a España con una beca del Instituto de Cultura Hispánica, para realizar un trabajo-estudio en el Museo del Prado y expone en Madrid y Sevilla.
Se establece en Sitges (Barcelona) en 1976. Desde entonces viene combinando su actividad pictórica y escultórica con la ilustración infantil, publicidad y diseño de portadas de libros. En 1980 adquiere la ciudadanía española.

Realiza exposiciones individuales y colectivas en Argentina, Brasil, Perú, Cuba, España y en este último año, debido a la Pandemia, exposiciones virtuales en India, Perú, Austria y Argentina.

Entre las más importantes: Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano (MACLA), La Plata, Argentina | "De La PLata a Sitges", Centro Cultural Miramar, Sitges, España | La Normandina, Mar del Plata, Argentina | "Arte contra guerra", Colectivo Austral, (varias exposiciones en diferentes lugares) | "Oleos y acuarelas", Signes Art Gallery, Barcelona, España | "Sitges, Fragmentos Constantes", Mercat Vell, Sitges.España | "El Informalismo Platense de los 60" Grupo SI, Centro Cultural Borges, Buenos Aires, Argentina.

Tiene obras en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano de La Plata (MACLA), Museo Municipal de Arte de La Plata (MUMART) y en colecciones particulares.

Esculturas publicas en la Plaza Ermita de San Sebastian ("Mujer mirando al mar") y en el Paseo playa de San Sebastian ("Torso núm. 5") ambas en Sitges. En la actualidad continua pintando, dibujando e ilustrando portadas de libros y para la prensa local.