Gustavo Larsen /Argentina


Acerca de mi obra: "Los Quipus" que presento en Galería Quarentena

Es para mí de fundamental importancia poder tomarme todas las libertades posibles durante el proceso de generación de cada obra.

Esta es la razón por la que generalmente, rompo los procesos procedimentales tradicionales del grabado, repitiendo estampas en un mismo trabajo, realizando volúmenes o collages con las mismas, imprimiendo sobre telas u otros soportes, por ejemplo. Las búsquedas me fueron llevando al punto de adoptar el formato del quipu andino como medio.

El quipu es un instrumento de notación numérica o verbal usado por civilizaciones wari e inca, pero que después continuó vigente durante la época colonial. Está conformado por cuerdas donde por medio de nudos determinados se codifican mensajes. Me pareció apropiado usar esta estructura básica para referirme a historias ocurridas en este suelo, incorporando elementos diversos que puedan sugerir y, fundamentalmente, despertar en el observador la necesidad de buscar las razones de los hechos someramente referidos.

G.L.



Fragmentos curatoriales:

"Enraizada en la realidad sociopolítica de nuestra historia, la producción artística de Gustavo Larsen indaga situaciones deliberadamente ensombrecidas por las diferentes políticas imperantes, al cuestionar nociones de identidad, exclusión y religión. Enmarcada formalmente entre la labor textil y el grabado, conforma tramas que esconden verdades, cuyos intersticios intentan ser develados. (...)"

Laura Pomeranz, 2018.


"En las obras de Gustavo Larsen podemos reconocer las propuestas ideológico-visuales que realiza a través de diferentes series, donde propone frecuentar las realidades pasadas y presentes de los diferentes grupos originarios, mediante la preservación de la memoria para re-conocer aquellos hechos que por su lejanía en el tiempo están casi olvidados. Hechos como el genocidio planificado para exterminar a los indios o el que sucedió hace algunas décadas, durante la dictadura cívico-militar.

Recurre al quipu, dispositivo mnemónico de información que es un sistema peculiar andino para comunicar, realizado mediante la técnica del tejido, y que funcionó antiguamente no solo como recordatorio sino como carta. (...)

Graciela Dragoski y Haydée B. Palazzolo, 2016.




Gustavo Larsen

Nací en Mar del Plata en 1952 en el seno de una familia creativa. A los 18 años me mudé a La Plata para estudiar en la Facultad de Bellas Artes, de donde egresé como Profesor y Licenciado en Grabado. Tuve la fortuna de asistir a clases de maestros de la talla de Juan Carlos Romero, César López Osornio, Fernando López Anaya entre otros.

Participo en muestras y salones desde 1971 con grabados y dibujos al comienzo, pero fui incorporado otros lenguajes de acuerdo a mis necesidades comunicativas y expresivas. Considero que, a pesar de la diversidad de mi obra, siempre estoy persiguiendo la misma búsqueda que el mismo hacer enriquece y transforma.

El eje aglutinante de mi producción es la palabra JUNTARSE, que remite a la idea de hacer en comunión, de concretar nuestras comunes ilusiones. Uno de mis últimos proyectos, que he de continuar durante mucho tiempo, se denomina Juntarse 30.000, a través del cual aspiro a realizar 30.000 obras en homenaje a los integrantes de pueblos originarios que han sido asesinados, despojados, invisibilizados, desterrados en pos de la formación de la Nación Argentina.

He realizado muestras individuales en museos y centros culturales de La Plata, Buenos Aires y Santa Rosa, y he participado en convocatorias colectivas en numerosas ciudades del país, de Latinoamérica y Europa.

Obtuve treinta distinciones entre las que destaco el Segundo Premio en el Salón Belgrano de Buenos Aires, la Primera Mención del Premio Braque, el Primer Premio a la producción artística otorgado por la Universidad de la Plata, Mención en el Salón Nacional de Buenos Aires, Primer Premio en el Salón Trienal de la provincia de Buenos Aires.