Guillermo Barquero /Costa Rica



Guillermo Barquero nace en San José de Costa Rica en agosto de 1979.

Fotógrafo graduado del CUNA-UTN, en su país natal; ha publicado sus trabajos en medios de prensa nacionales y extranjeros, y ha producido fotografías para proyectos editoriales mayoritariamente independientes: Editorial Germinal, Encino Ediciones, Ediciones Lanzallamas (de la que es co fundador y editor), Ediciones Espiral, entre otras tantas. Fue finalista del certamen de la World Photography Organisation en la rama de retrato documental por una serie elaborada en las minas de oro de Abangares (Guanacaste, Costa Rica), y de los International Photography Awards (Lucie Foundation) en las series de retratos.

Barquero es asimismo autor de una nutrida obra literaria, entre la que destacan los libros de relatos La corona de espinas y Anatomía comparada (Premio Nacional de Cuento Aquileo J. Echeverría), así como las novelas El diluvio universal (mención de honor en el Premio Nacional de Novela), Derrame de petróleo en Lesotho y Tierras raras. En Apuntes de una ciudad (estatuaria), un libro publicado por Encino Ediciones en 2018, mezcla la fotografía de ciudades con el texto literario. Textos suyos, tanto en castellano como en traducciones al alemán, francés y portugués, han aparecido en compilaciones publicadas en México, Francia, Estados Unidos de Norteamérica, Brasil, Suiza y Guatemala, entre otros.

A lo largo de varios lustros ha elaborado una obra en la que lo fotográfico y lo textual ficcional confluyen como formas complementarias de expresión de atmósferas, soledades, vacíos y toda suerte de estados de extrema estasis: el amplio contraste del blanco y negro corresponde a las escenas neobarrocas en su adjetivación y ritmo. Las imágenes y los textos, pues, nacen de un mismo tronco y se precipitan hacia distintos sitios de un paisaje expresivo profundamente personal, habitado por sus obsesiones: las representaciones corporales anónimas, los claroscuros cotidianos, la podredumbre.

***

Transmisiones desde una habitación solitaria es un proyecto fotográfico que busca representar el arduo trabajo del encierro, la compañía transitoria y la adecuación de los deseos en la nueva realidad de la reclusión obligada. Fue fotografiada durante el primer año de la pandemia de Covid-19, y se encuentra en preparación en formato de libro.