Aniko Salamon /Hungría



Anikó Salamon,  nació en 1981 en Hungría. Ella siempre se sintió llamada al arte y secretamente deseaba ser parte de este mundo. Su primera experiencia en referencia al arte provino de una maestra / pintora de secundaria que solo dijo que ella era "claramente talentosa" y, por supuesto, se enamoró de un gran artista, pero también del arte para siempre. Después de dos años, dejó la escuela primaria rural y se mudó a Budapest a la escuela secundaria de arte, con especialización en diseño gráfico. Aquí se enseñaba simultáneamente tanto la gráfica publicitaria como el arte tradicional. Amaba a ambos. El recuerdo más preponderante de esta época es cuando tuvieron que dibujar una supernatura, y ella eligió una vieja radio sokol, para lo cual la maestra especialista le dio el doble de tiempo porque era un tema muy complicado, difícil. El punto de esta historia es que las tareas más difíciles que tienes que hacer, más apreciadas son. Poco después, a la edad de 18 años, nació una hija, por lo que terminó la escuela como estudiante privada. Paralelamente a su actividad artística ha creado con su marido y algunos amigos, su propia empresa de desarrollo de juegos de ordenador (Neocoregames), y ha estado trabajando aquí como artista gráfica principal desde entonces.

No tuvo mucho tiempo para dedicarse al arte durante mucho tiempo, pero una vez, hace unos 6 años, Anikó comenzó a realizar dibujos semanalmente, con otros artistas gráficos, con modelos en vivo en la oficina. Inicialmente estas obras eran pinturas realistas del modelo vivo, pero el énfasis se desplazaba cada vez más hacia la personalidad y los estados de ánimo. Luego, más tarde, dejó los modelos y comenzó a dibujar ilustraciones independientes, principalmente basadas en sus propias experiencias, sentimientos y pensamientos. A menudo, casi por compulsión, porque esa es la única forma de tranquilizarse.

Parece haber una comunidad constante que se siente tocada por el mundo interior de Aniko. Probablemente a estas personas les encanta el arte moderno, pero no encuentran un punto de contacto con diseños muy abstractos. Su trabajo trata sobre temas que cada persona vive de diferentes formas. Su distintiva habilidad artística para abrazarlos y mostrarlos al mundo de forma tan personal se hace eco de la comprensión única de cada miembro de su audiencia. Su estilo maduro y distintivo es reconocible en todo su trabajo, pero cada pieza aporta algo nuevo a la vida.

El uso característico de colores pastel y motivos repetitivos perfila la imagen de un creador consciente que muestra audazmente lo doloroso o complicado de la vida. Los temas y motivos principales incluyen los conceptos de soledad, envejecimiento, a través de la feminidad, las pequeñas alegrías de la vida, las luchas de la relación, que a menudo se representan en circunstancias surrealistas. A veces con apariencia de gato negro. En sus pinturas oníricas, sin embargo, las luchas y el dolor a menudo parecen satíricos para llamar la atención del público sobre el hecho de que nada es permanente y es necesario centrarse en la fugacidad de las cosas, tanto buenas como malas.